info@institutoneruda.com

ADICCIÓN A LA COCAINA

La cocaína es una sustancia psicoactiva estimulante que afecta de forma muy agresiva al cerebro. Su forma de consumo pueden ser oral, nasal, intravenosa y pulmonar. Tras el uso repetido de la cocaína, la persona genera tolerancia a la sustancia, necesitando así, aumentar las dosis o aumentar la frecuencia de consumo para tener el mismo efecto, lo cual, hace que la persona a consuma compulsivamente. Así pues, el riesgo de recaída es alto por lo que es necesario que el tratamiento de la adicción a la cocaína sea intenso. 

Es por ello, que el tratamiento que proponemos desde  El Instituto Neruda tiene como objetivo la abstinencia, por lo que será necesario trabajar en equipo con el paciente y con la familia, facilitándoles las herramientas necesarias para conseguir el objetivo de recuperar a la persona en todos los ámbitos de su vida.

Normalmente, esta droga va acompañada del consumo de otras sustancias como el alcohol, el cannabis o los tranquilizantes. Esto hace que el consumo de cocaína, en ocasiones, este asociado a estas últimas sustancias, para intentar disminuir el efecto de ella.

Los Síntomas a corto plazo son: Euforia; irritabilidad; Temblores; Paranoía.

Los Síntomas a largo plazo son: trastornos de ansiedad; crisis de pánico; alteraciones del humor; hemorragias nasales; depresión; alucinaciones; delirios de persecución; pérdidas del olfato y problemas cardiovasculares.

Esta web usa cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web.Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la Política de Cookies.