info@institutoneruda.com

Centro de adicciones en Valencia

"Superar una adicción no se puede hacer solo"

Es necesaria la ayuda de un equipo profesional y especializado en tratamiento de adicciones. Si necesitas consejo y/o información para ti, para un amigo o para un familiar, solicita cita previa y te atenderemos en el Instituto Neruda de Valencia.

¿QUÉ ES LA ADICCIÓN?​

Según el DSM 5, el Trastorno por Uso de Sustancias (TUS) se define como un patrón desadaptativo de consumo que genera en el individuo un deterioro o malestar clínicamente significativo, en el que aparece tolerancia, abstinencia, pérdida de control, recaídas, ansia de consumo o craving, e interferencia en las actividades de la vida diaria.

De acuerdo con la clasificación internacional de las enfermedades, CIE-11, (2019) la conducta adictiva son los trastornos mentales y del comportamiento que se desarrollan como consecuencia del consumo de sustancias predominantemente psicoactivas, lo que incluye los medicamentos, o comportamientos específicos y repetitivos de búsqueda de recompensa y de refuerzo.

Se puede entender la adicción como una enfermedad crónica, que está causada y se mantiene por varios factores, caracterizándose por la pérdida de control en el consumo de la sustancia.

El Alcohol es una sustancia que tiene una dependencia psicológica y provoca una dependencia física; debido a esto, la desintoxicación de alcohol debe realizarse con una estrecha vigilancia tanto médica como psicológica.

Tratamiento del Alcoholismo

Nuestro modelo aboga por el concepto del alcoholismo como una enfermedad incurable, pero que el paciente puede recuperarse si decide optar con convencimiento por una vida más sana y de mayor calidad física y emocional. Partimos de una base fundamental: Si el alcoholismo es una enfermedad, el enfermo no es culpable.
  • El alcoholismo empieza con un consumo excesivo en situaciones habituales donde se consume alcohol: reuniones, fiestas…
  • Gradualmente, el consumo irá introduciéndose en situaciones fuera de contexto.
  • El adicto empezará a mostrar alteraciones de conducta y carácter.
  • Se producirá el abandono de hábitos y responsabilidades.
  • Aparecerán la depresión, la inactividad o conductas agresivas.
No existe una estructura definida de personalidad que conduzca a la adicción, por ello es importante conocer al paciente y profundizar en él y en su situación particular, para optimizar el tratamiento de su alcoholismo. Todas las personas podríamos llegar a destruirnos al canalizar y tratar de controlar nuestros conflictos y nuestras vidas mediante el abuso de cualquier tipo de sustancia. En nuestra sociedad el alcohol es muy accesible, no solo porque se encuentra fácilmente y a un precio relativamente bajo, sino porque en diversas situaciones sociales está muy presente el consumo de alcohol. Es importante tener en cuenta que cada paciente progresará de manera diferente según su personalidad y su propia historia individual, lo que requiere mantener una actitud terapéutica flexible de acuerdo al paciente y a sus circunstancias. Los Síntomas que produce a corto plazo son: somnolencia, hipertermia, ansiedad, inquietud motora, taquicardia, desorientación del espacio temporal, sudoración, nauseas y vómitos. Los  síntomas que produce a largo plazo son: enfermedades cardiovasculares, cirrosis hepática, problemas cardiovasculares, alucinaciones alcohólicas, violencia sexual, función psicosexual deteriorada, autolesiones, pancreatitis, úlceras, gastritis, síndrome alcohólico fetal, síndrome de Wernicke- Korsakoff. En Instituto Neruda te propone un tratamiento basado en la abstinencia, trabajando en equipo con el paciente y su familia, facilitándoles las herramientas necesarias para conseguir que la persona se recupere y construya de una manera equilibrada los diferentes ámbitos de la vida.  

SABER MÁS SOBRE EL ALCOHOL

SABER MÁS SOBRE LA ADICCIÓN ALCOHOL

SABER MÁS SOBRE LOS BENEFICIOS DE DEJAR EL ALCOHOL

Las anfetaminas y metanfetaminas son sustancias psicoactivas de carácter estimulante que afectan principalmente al sistema nervioso central, vulgarmente conocidas como: “speed”, “cristal”, “anfetas” o “meta”.

A pesar de que estas sustancias tienen en común los efectos de aumento de la actividad y del habla, sensación de bienestar y pérdida de apetito, la metanfetamina es potencialmente más poderosa respecto a duración del efecto estimulante, debido a que, aunque la persona tome una dosis idéntica de las dos sustancias, los niveles de metanfetamina que llegan al cerebro son mayores que los de la anfetamina. Estas drogas, debido a sus formas de consumo, las cuales varían entre esnifada, fumada, o frotada en las encías, hacen un efecto muy rápido, puesto que llegan muy rápido al cerebro provocando una fuerte dependencia psicológica a la persona.

La adicción a estas sustancias tiene consecuencias muy graves a nivel cognitivo-comportamental: agresividad descontrolada, brotes psicóticos agudos, depresión, despersonalización…

En Instituto Neruda te propone un tratamiento basado en la abstinencia, trabajando en equipo con el paciente y su familia, facilitándoles las herramientas necesarias para conseguir que la persona se recupere y construya de una manera equilibrada los diferentes ámbitos de la vida.

La cocaína es una sustancia psicoactiva estimulante que afecta de forma muy agresiva al cerebro. Su forma de consumo puede ser oral, nasal, intravenosa. Tras el uso repetido de la cocaína, la persona genera tolerancia a la sustancia, necesitando así, aumentar la dosis o aumentar la frecuencia de consumo para tener el mismo efecto, lo cual, hace que la persona consuma de manera compulsiva. Así pues, el riesgo de recaída es alto por lo que es necesario que el tratamiento de la adicción a la cocaína sea intenso. En Instituto Neruda te propone un tratamiento basado en la abstinencia, trabajando en equipo con el paciente y su familia, facilitándoles las herramientas necesarias para conseguir que la persona se recupere y construya de una manera equilibrada los diferentes ámbitos de la vida. Esta droga suele ir acompañada del consumo de otras sustancias como el alcohol, el cannabis o los tranquilizantes, a través de las cuales la persona busca calmar los efectos activadores de la cocaína. Los síntomas a corto plazo son: euforia, irritabilidad, temblores, paranoia. Los síntomas a largo plazo son: trastornos de ansiedad, crisis de pánico, alteraciones del humor, hemorragias nasales, depresión, alucinaciones, delirios de persecución, pérdidas del olfato y problemas cardiovasculares

SABER MÁS SOBRE LA COCAÍNA

SABER MÁS SOBRE LA ADICCIÓN A LA COCAINA

El cannabis es una droga que viene de la planta Cannabis sativa o Cannabis indica. Su forma de consumo es fumada, aunque en algunas ocasiones es ingerida tras ser cocinada con alimentos. Uno de los motivos por los que el cannabis es tan adictivo es por el tetrahidrocanabinol (THC) que contiene la planta, lo cual provoca una fuerte dependencia psicológica a la persona. A pesar de esto, es importante destacar que la persona puede estar días sin consumir esta droga porque es una de las sustancias que más tarda en eliminarse del organismo, lo cual suele producir en la persona una sensación de falso “control” sobre dicha sustancia. Los síntomas a corto plazo del consumo del cannabis son: euforia; somnolencia, aumento del apetito, analgesia, sequedad de la boca, apatía, ansiedad, mala coordinación. Los síntomas a largo plazo del consumo del cannabis son: baja motivación, baja autoestima, disminución de la atención, disminución de la concentración, problemas de memoria, problemas de relaciones sociales, problemas respiratorios y cardíacos, esquizofrenia, despersonalización, brotes psicóticos. La adicción que genera es muy fuerte, la persona de manera sutil acaba necesitando su consumo para realizar cualquier actividad cotidiana. Los últimos estudios revelan que aparecen síntomas de abstinencia fisiológicos, y no solo psicológicos como se venía defendiendo hasta el momento actual.

SABER MÁS SOBRE EL CANNABIS

SABER MÁS SOBRE LA ADICCIÓN AL CANNABIS (THC)

Las drogas de diseño son tan adictivas porque son sintetizadas en laboratorios a partir de sustancias químicas no naturales, como por ejemplo, el éxtasis (MDMA), el éxtasis líquido o GHB y el MDA. Este tipo drogas son consumidas de forma recreativa por los jóvenes, generalmente en discotecas o festivales y son potencialmente peligrosas porque el origen y cantidad de principio activo que conlleva cada dosis son desconocidos. Respecto a su poder adictivo, las ultimas investigaciones realizadas por la comunidad científica sugieren que el consumo regular de MDMA produce adaptaciones en los sistemas de dopamina y serotonina que están relacionadas con el trastorno por consumo de sustancias. Además, algunas personas que consumen MDMA sí que manifiestan síntomas propios de la adicción, entre ellos el consumo continuo a pesar de las consecuencias negativas físicas o psicológicas, tolerancia, abstinencia, y un deseo intenso de consumir la droga. En Instituto Neruda te propone un tratamiento basado en la abstinencia, trabajando en equipo con el paciente y su familia, facilitándoles las herramientas necesarias para conseguir que la persona se recupere y construya de una manera equilibrada los diferentes ámbitos de la vida. Los síntomas a corto plazo de la adicción al éxtasis o MDMA son: euforia y excitación desproporcionada, sensación de cercanía y confianza extrema, aumento de frecuencia cardiaca, aumento temperatura corporal, trastornos del sueño, impulsividad, trastornos de ansiedad, depresivos y psicóticos. Los síntomas a largo plazo de la adicción al éxtasis o MDMA son: sintomatología ansiosa o depresiva, alteraciones de la memoria y la toma de decisiones, trastornos del sueño, episodios psicóticos, alucinaciones, agresividad, inflamación del tejido cerebral. Los síntomas a corto plazo de la adicción al GHB son: desinhibición, incremento del sentido del tacto, ligera euforia, estados de confusión. Los síntomas a largo plazo de la adicción al GHB son: alucinaciones, dificultad al hablar, temblores, dolor de cabeza constante, somnolencia.

SABER MÁS SOBRE EL ÉXTASIS

En España hay medicación que se prescribe que puede llegar a generar adicción. Estos fármacos son las llamadas benzodiacepinas. Algunos de estos fármacos son: Tranquimazin (alprazolam), Orfidal (lorazepam), Lexatin (bromazepam), Tranxilium(cloracepato), Noctamid (lormetacepam), Valium (diazepam), Rohipnol (flunitazepam), Dormodor (flurazepam), entre otros. Además, de benzodiacepinas, existen otros fármacos también utilizados de forma legal que pueden acabar desarrollando adicción como: metadona, codeína y diferentes analgésicos o anestésicos. Debido al poder adictivo de este tipo de sustancias, y puesto que eliminan parcialmente la ansiedad de manera brusca, la desintoxicación debe estar estrechamente vigilada por profesional medico-psiquiatra especializado en adicciones, dado que las primeras semanas los síntomas provocados por la abstinencia pueden ser clínicamente significativos. Los síntomas a corto plazo de consumo de benzodiacepinas son: dolor de cabeza, mareos, disminución del apetito, sedación y somnolencia, desinhibición conductual, depresión centros respiratorios, aumento riesgo de accidentes. Los síntomas a largo plazo del consumo de benzodiacepinas son: deterioro funciones mentales y motoras, cambios de humor, ansiedad, agresividad, deterioro función sexual. Así pues, desde Instituto Neruda proponemos un tratamiento basado en la abstinencia, supervisado por médicos debido a la complejidad de estos medicamentos, pero siempre trabajando de forma conjunta con el paciente y con la familia, para conseguir de una forma eficiente que el paciente se recupere de un modo integral.

SABER MÁS SOBRE LA ADICCIÓN A LAS BENZODIACEPINAS Y OTROS FÁRMACOS

¿Por qué es tan adictivo el tabaco?

La principal sustancia adictiva del tabaco es la nicotina, aunque también cuenta con otros componentes sustancialmente peligrosos como el alquitrán, el monóxido de carbono, el acetaldehído y las nitrosaminas entre otras. La nicotina, tiene un poder adictivo muy potente, haciendo que la persona desarrolle la adicción relativamente pronto.

La adicción al tabaco, en ocasiones puede resultar un tanto compleja debido a que, al ser una droga legal, la persona que está dejando de fumar, en su día a día, puede verse inmersa en muchos contextos o círculos sociales donde este consumo sea frecuente y normalizado, dificultando así el proceso de abstinencia. 

Los síntomas a corto plazo del consumo de tabaco: tos, envejecimiento de la piel y color amarillento de los dientes, fatiga, disminución de la capacidad pulmonar y pérdida del apetito.

Los síntomas a largo plazo del consumo de tabaco: irritación de las vías respiratorias, enfermedades cardiovasculares, obstrucción bronquial, hipertensión arterial, cáncer.

La adicción al juego incluye todas las formas en las que se puede jugar hoy en día: apuestas online, bingo, casinos, ruleta, lotería, etc. Su alto poder adictivo radica en el fácil acceso al juego y en la inmediatez del refuerzo positivo cuando se obtiene una ganancia.

Desde Instituto Neruda, trabajamos en equipo con el paciente y su familia, facilitándoles las herramientas necesarias para conseguir el objetivo de recuperar que persona deje de jugar y recupere su calidad de vida.

La adicción al juego supone para la persona que todo gire en torno al juego de manera compulsiva, comienza a desarrollar un comportamiento obsesivo que se manifiesta en la obtención del placer o la disminución del malestar a través de las apuestas; todo el pensamiento va dirigido a jugar y cómo obtener dinero para poder seguir apostando, con el consecuente deterioro del resto de parcelas vitales: laboral, social, familiar y personal.

En Instituto Neruda te propone un tratamiento basado en la abstinencia, trabajando en equipo con el paciente y su familia, facilitándoles las herramientas necesarias para conseguir que la persona se recupere y construya de una manera equilibrada los diferentes ámbitos de la vida.

El uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC), videojuegos o portales de búsqueda de información, es la nueva adicción, que fomenta nuevos tecno-adictos en estos últimos años. Para hacer uso de las TIC se puede utilizar  móvil, tablet, televisión o videoconsolas, todo esto puede desembocar en problemas de adicción, especialmente entre los más jóvenes.

Los signos que pueden advertir que alguien se encuentra ante una adicción a las TIC pueden ser las siguientes: privarse de sueño (menos de 5h al día), descuidar actividades importantes como el contacto con la familia, amigos, salud… llamadas de atención por el entorno por pasar muchas horas conectado, sentir depresión o ansiedad cuando no se está conectado a internet y cuando se consigue la conexión sentir euforia o activación, aislamiento social, preferir ciber-relaciones a relaciones físicas, mentir sobre el tiempo que se pasa conectado o intentar limitar el tiempo de conexión sin éxito.

A las TIC se puede desarrollar tolerancia cuando la necesidad de estar más tiempo conectado aumenta, dependencia cuando la persona se siente mal por no poder conectarse y también se puede desarrollar sintomatología ansiosa y/o depresiva cuando no se puede acceder es decir sintomatología de abstinenciasensaciones desagradables al no poder hacer uso de la tecnología

Cuando se da una conducta compulsiva, en la que sustituimos la comunicación verbal por el uso de medios electrónicos, los llamados tecnoadictos suelen usar la tecnología como refugio de los miedos, y tienen la necesidad de estar conectados continuamente, e incluso pueden reaccionar de forma violenta si se les impone limitaciones.

¿Cómo nos afecta la adicción a las nuevas tecnologías?

Las personas que sufren este tipo de adicción pueden padecer cambios de estado de ánimo, falta de control y el llamado tecnoestrés, es decir, el miedo a que las máquinas fallen. La adicción a las redes sociales también puede provocar que se desarrollen personalidades muy distintas a la real.  A nivel físico, puede desembocar en dolores de cabeza, malestar estomacal, insomnio y dolores de espalda, entre otros efectos.

¿Cómo te ayudamos a superar la adicción a las TIC?

El tratamiento para este tipo de adicción se hace con un seguimiento personalizado y con una intensidad de terapia muy alta. El objetivo es que el paciente recupere el control total de su vida. Para trazar el tratamiento más adecuado a cada caso.

Así pues, desde el Instituto Neruda proponemos un tratamiento basado en la abstinencia, supervisado por médicos debido a la complejidad de estos medicamentos, pero siempre trabajando de forma conjunta con el paciente y con la familia, para conseguir de una forma eficiente que el paciente se recupere de la forma más eficiente y sana posibleu

¡Llámanos! Podemos
Cláusula informativa para formularios web de contacto Responsable del tratamiento:  CARLOS TORÁN MARTÍNEZ con NIF: 29.193.331-Y PZA ALCALDE DOMINGO TORRES, 4 – ESC 4 PISO 1 PTA 2 46020 - VALENCIA 
Finalidad: Gestionar y atender sus solicitudes de información 
Derechos: Puede ejercitar los derechos de Acceso, Rectificación, Portabilidad, Limitación del tratamiento, Supresión o, en su caso, Oposición, conforme se indica en la Política de Privacidad. Base Jurídica: RGPD 6.1.a) El interesado dio su consentimiento para el tratamiento de sus datos personales para uno o varios fines específicos Plazo de Conservación: Los datos se conservarán el tiempo mínimo necesario para llevar a cabo las gestiones derivadas de las consultas planteadas Destinatarios: Los datos personales no se cederán a terceros salvo por imperativo legal. Política de privacidad
Esta web usa cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web.Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la Política de Cookies.